(…) y todo se enreda en la grabación tatuada sobre la memoria donde todos dejamos de ser lo que fuimos para congelar en el instante la partitura con la que intentaremos caminar el año nuevo y los silencios por venir. Es quizá la única cartografía que puede convertirse en plan de vuelo o esquema para próximas evasiones: evocar la música que se va para cimentar el pretérito y caminarle de frente al incierto paisaje de mañana (…)

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s